0

Tu carrito está vacío

noviembre 12, 2020

De a poco se terminan los días de frío luego de un largo invierno, comienza la primavera, y aunque para muchos es su época favorita del año, existen quienes comienzan a temer la llegada de los típicos malestares alérgicos como picazón, ojos llorosos, estornudos, sibilancia o urticaria.

Las alergias o hipersensibilidad del sistema inmune es algo que se ha vuelto cada día más frecuente y nos gustaría brindarte la información necesaria para poder enfrentaras.

¿Qué es la alergia y qué tan común es?

La alergia es una respuesta del sistema inmune ante sustancias que debiesen ser normalmente inofensivas, como el polen, los alimentos o el polvo doméstico. Si bien para la mayoría de las personas estas sustancias (alérgenos) no plantean ningún problema, en las personas alérgicas ocurre que su sistema inmunológico las identifica como una “amenaza” y produce una respuesta inapropiada. Esto es diferente a lo que ocurre en una intolerancia o sensibilidad a los alimentos, en las que se ven síntomas como hinchazón o gases y no implica una reacción inmune.

En Chile, existe un alto porcentaje de personas que padecen alguna enfermedad alérgica y esto va aumentando cada año. Lo mismo ocurre en el caso de los niños, el diagnóstico de rinitis alérgica y piel atópica, son cada vez más frecuentes, siendo las alergias alimentarias causa de especial preocupación.

¿Pueden los probióticos ayudar con las alergias?

Si bien la alergia es una afección compleja, y el evitar el alérgeno es la solución más eficaz, esto no siempre es posible en la vida diaria. Afortunadamente, hoy existe una fuerte evidencia que demuestra que la ingesta diaria de un suplemento probiótico puede ser de gran ayuda en la prevención y manejo de síntomas alérgicos.

Hay diversas formas en que los suplementos probióticos apoyan al sistema inmune. Cada día crece la investigación respecto a la conexión existente entre la integridad de la pared intestinal, el equilibrio del microbioma y la respuesta alérgica. Los suplementos probióticos entrenan al sistema inmune para dar una mejor respuesta al fortalecer la integridad de la pared intestinal, composición de las bacterias intestinales benéficas y manejar la inflamación. Se ha demostrado que la cepa probiótica Lactobacillus Rhamnosus regula la respuesta alérgica del cuerpo y reduce los marcadores inflamatorios.

Una revisión realizada a gran escala en el año 2018 demostró que la suplementación con suplementos probióticos durante las primeras semanas de embarazo y en los primeros 3 a 6 meses de lactancia redujo la prevalencia de eccema en niños en un 22%. Además, se encontró evidencia que sugiere que el consumo diario de un suplemento de Omega 3 desde las 20 semanas de embarazo hasta los primeros 3 a 4 meses de lactancia también fue de gran influencia en reducir el riesgo de padecer alergias.

En otros estudios, se demostró que la suplementación con una mezcla específica de Lactobacillus y Bifidobacterias puede ayudar en la prevención de alergia en niños, reduciendo potencialmente la incidencia de por vida. Los lactantes (desde el nacimiento hasta los 6 meses) que consumieron esta combinación de probióticos, tuvieron un 57% menos probabilidad de desarrollar eccema atópico en comparación con el grupo placebo, un 44% menos de probabilidades de desarrollar reacciones alérgicas a alérgenos comunes como el polen, la leche de vaca, los huevo y el polvo doméstico. Finalmente se observó una mejoría general en los síntomas asociados a quienes ya padecían alergia.

Se ha demostrado que el mantener una adecuada salud intestinal es fundamental en la prevención y control de las alergias, ya que nuestra microbiota intestinal es la encargada de manejar en gran medida la respuesta inmunológica, siendo los suplemento probióticos los más importantes de usar al momento de querer apoyar este sistema. 

Conoce más sobre los Probióticos Biocare 👉  AQUÍ

Referencias

[i] EAACI. Tackling the allergy crisis in Europe - Concerted policy action needed. 2016 March.

[ii] Foods Matter. 2010. Mintel’s Allergy and Allergy Remedies UK. Retrieved May 24, 2017, from Foods Matter: http: //  www.foodsmatter.com/allergy_intolerance/miscellane...

[iii] Gupta RSA. Time trends in allergic disorders in the UK. Thorax, 2007, 62(1), 91-96.

[iv] Pawankar RCG. The WAO White Book on Allergy (Update 2013).

[v] Turner PJ. Increase in anaphylaxis-related hospitalizations but no increase in fatalities: An analysis of United Kingdom national anaphylaxis data, 1992-2012. J Allergy Clin Immunol, 2015; 135(4), 956-963. Retrieved 2017.

[vi] Kalliomaki M et al. Probiotics in primary prevention of atopic disease: a randomised placebo-controlled trial. Lancet. 2001; 357(9262):1076–1079.

[vii] Berger A. Th1 and Th2 responses: what are they? BMJ. 2000; 321 (7258): 424.

[viii] Clavel T & Haller D. Molecular interactions between bacteria, the epithelium, and the mucosal immune system in the intestinal tract: implications for chronic inflammation. Current Issues in Intestinal Microbiology 2007; 8(2):25-43.

[ix] Roberts JD et al. An Exploratory Investigation of Endotoxin Levels in Novice Long Distance Triathletes, and the Effects of a Multi-Strain Probiotic/Prebiotic, Antioxidant Intervention. Nutrients, 2016: 8 (733).

[x] Lescheid DW. Probiotics as regulators of inflammation: A review. Funct Foods Health Dis. 2014; 4: 299–311.

[xi] Pessi T et al. Interleukin-10 generation in atopic children following oral Lactobacillus rhamnosus GG. Clin Exp Allergy. 2000; 30 (12): 1804-8.

[xii] Garcia-Larsen et al. Diet during pregnancy and infancy and risk of allergic or autoimmune disease: A systematic review and meta-analysis. PLoS Med. 2018 Feb 28; 15(2).

[xiii] Allen SJ et al. Probiotics in the prevention of eczema: a randomised controlled trial. Archives of Disease in Childhood. 2014; 99(11): 1014–1019


Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.

Únete a la comunidad BioCare