0

Tu carrito está vacío

junio 19, 2020

La vitamina C cumple múltiples beneficios en nuestro organismo dentro de los cuales destaca su gran rol antioxidante y el promover el correcto funcionamiento del sistema inmune. Si bien muchos alimentos contienen vitamina C, no estamos obteniendo los niveles adecuados para satisfacer las necesidades de cada individuo. Esto se debe en parte a los cambios en la calidad de la alimentación, la constante exposición a toxinas ambientales y los elevados niveles de estrés corporal. Por lo tanto, nuestras demandas son cada vez mayores.

¿Qué es la Vitamina C y qué hace?

La vitamina C se encuentra naturalmente en los alimentos como ácido ascórbico y es un nutriente esencial ya que nuestro organismo no es capaz de sintetizarlo. Es soluble en agua, por lo que, no se almacena en el cuerpo requiriendo un suministro constante.

Existen muchos alimentos que contienen vitamina C en distinto grado, siendo los de mejor fuente la papaya, pimentones, brócoli, coles de Bruselas, fresas, piña, naranja, kiwi, melón y coliflor.

¿Por qué el cuerpo necesita vitamina C?

Función Antioxidante: Es conocida por su efecto antioxidante, lo que significa que tiene la capacidad de eliminar los radicales libres antes de que causen daño en los tejidos del cuerpo. Esto ayuda a nuestras células a mantenerse protegidas del proceso de estrés oxidativo, el cual es natural en nuestro metabolismo, desintoxicación o producción de energía, pero cuando se da en exceso puede ser muy perjudicial.

Inmunidad: Juega un rol importante en la inmunidad al apoyar numerosas funciones celulares del sistema inmune innato y adaptativo. Esto ayuda a mantener a raya enfermedades crónicas y a tener una rápida respuesta ante ciertas patologías e infecciones agudas.

Formación de Colágeno: La vitamina C es necesaria para la formación de colágeno, el cual es un componente estructural vital para la mantención de los vasos sanguíneos, huesos, cartílagos, piel, encías y dientes.

Absorción de Hierro: Favorece la absorción de Hierro consumido en los alimentos previniendo el desarrollo de anemia.

Producción de Energía: Participa en el metabolismo energético y ayuda a reducir el cansancio y la fatiga. Es un nutriente vital para nuestras glándulas suprarrenales que participan en la regulación de la respuesta equilibrada al estrés previniendo así el desarrollo de fatiga. Además, su participación en la reducción del estrés oxidativo (causado por el exceso de estrés y exposición a toxinas ambientales) ayuda a disminuir las demandar de energía del organismo.

Sistema Nervioso y Cognitivo: La vitamina C apoya el correcto funcionamiento del sistema nervioso y la función psicológica. Diversos estudios han sugerido que el déficit de vitamina C puede estar relacionado con afecciones neurológicas y de salud mental.

¿Por qué suplementar con vitamina C?

En la actualidad existen diversos factores que nos hacen más propensos a un déficit de vitaminas C, dentro de ellos destacan:

  • Infecciones
  • Toxinas (contaminantes ambientales, cosméticos, productos de aseo y tabaco)
  • Medicamentos (aspirina y antiinflamatorios no esteroidales)
  • Estrés
  • Dieta (azúcares refinados, alcohol, cafeína, grasas trans, alimentos procesados)
  • Enfermedades crónicas (Alteración sistema de defensas)
  • Disminución de la carga de nutrientes en los alimentos producto del agotamiento de los suelos, la agricultura intensiva y el almacenamiento prolongado de ciertos alimentos.

Signos y síntomas de vitamina C baja: Debilidad, fatiga, inmunidad baja, infecciones recurrentes, inflamación crónica y debilidad de vasos sanguíneos (debido a la disminución de la producción de colágeno). Cuando se debilitan los vasos sanguíneos se pueden provocar con mayor facilidad hematomas, sangrado de las encías y capilares faciales.

Dada las múltiples funciones y beneficios que otorga la vitamina C a nuestro organismo es recomendado consumir un suplemento de forma regular. Nuestra VITAMINA C EN POLVO, es una formulación simple y pura, libre de excipientes, hipo alergénica y fácil de administrar. Se presenta como ascorbato de magnesio una formulación de alta biodisponibilidad y libre de cítricos lo que la convierte en una forma de vitamina C de baja acidez mejorando su tolerancia gastrointestinal.


Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.

Únete a la comunidad BioCare