0

Tu carrito está vacío

marzo 13, 2019

Comienza el año escolar, y para algunos será su primer día de clases. Esto puede ser un gran impacto para la salud y una época de altas exigencias físicas y mentales, pues sus cerebros estarán expuestos a nueva información y experiencias. Es por esto, que debemos hacer lo posible para mantener a nuestros niños de forma adecuada y darles el soporte necesario para fomentar su concentración y sacar el máximo provecho de su tiempo en el colegio, sus actividades educativas, sus momentos de recreación y ejercicio.

La Alimentación y Nutrición adecuada, juegan un papel importante en todo esto, por lo cual, seleccionar los suplementos alimenticios adecuados, productos naturales, y alimentación balanceada juegan un rol fundamental para proporcionar el apoyo que nuestros niños requieren en esta nueva etapa.

 

Energía

Cuando los niños tienen un equilibrio en su nivel de energía diaria, su estado de ánimo, atención y concentración se ven beneficiados. Tienen la energía adecuada para correr, jugar y estudiar sin caer en la hiperactividad. Al aportar comidas sanas y nutritivas, a base de verduras, frutas frescas, carbohidratos de buena calidad como la quínoa, carnes, pescados, huevos, frutos secos como Almendras o Nueces y semillas como chía, linaza o zapallo, logramos una buena combinación de nutrientes como base para obtener un equilibrio de energía. Estos alimentos, no sólo son una fuente natural de vitaminas y minerales, que apoyan la producción de energía, sino que además liberan esta energía lentamente en vez de dar un golpe rápido (Niño con Hiperactividad) y luego un bajón (Niño con mal humor, cansancio e irritabilidad).

Un buen apoyo adicional, para la producción y equilibrio de energía sería un suplemento de Vitaminas y Minerales de buena calidad, proporcionando una valiosa recarga de nutrientes claves como lo son las Vitaminas del Complejo B, Vitaminas C, Magnesio, Hierro, Yodo y Cobre.

 

Inmunidad, Gripe y Resfriado

Los colegios y jardines infantiles, son caldo de cultivo para los gérmenes. Por su puesto la exposición a gérmenes es esencial para la construcción del sistema inmunológico de un niño, pero el apoyo a sus defensas es fundamental para luchar contra estos bichos durante períodos críticos como el invierno.

Las comidas equilibradas, aportan a los niños muchos de los nutrientes necesarios para fortalecer su inmunidad, tales como Zinc, Selenio y Hierro Sin embargo, se recomienda recargar este aporte con Vitamina C, verduras como pimientos rojos, brócoli, coliflor, y frutas como berries, piña, kiwi y papaya. A medida que los días se hacen más cortos y obscuros, es un buen momento para evaluar los niveles de vitamina D de nuestros niños. Esta Vitamina, es vital para el funcionamiento de nuestro sistema inmune y la fortaleza de nuestros huesos. Se activa en nuestros cuerpos a través de la acción de la luz solar sobre la piel, por lo que desde el mes de Mayo en adelante, esta acción se ve disminuida. Debemos asegurarnos de que nuestros niños tomen regularmente 400UI de vitamina D en forma de suplemento, ya sea como parte de un multivitamínico como nuestro Mindlinx Multivitamínico o un suplemento individual como nuestra Bio-D.

Por último, con el fin de absorber correctamente todos los nutrientes, tener una adecuada digestión, función intestinal y respuesta inmune, no puede faltar en esta etapa un suplemento Probiótico como nuestro Strawberry o Mindlinx Powder.

 

Concentración, atención y memoria

El cerebro de los niños necesita un suministro constante de glucosa para funcionar correctamente, y es por esto que el darles alimentos que proporcionan esta energía con una liberación gradual es tan importante Pero también hay otro nutriente clave para el crecimiento y desarrollo cerebral, el ácido graso omega 3, llamado DHA. El DHA, se encuentra principalmente en los pescados grasos como el salmón, la caballa, las sardinas y la trucha, por lo cual se recomienda darles algunos de estos peces al menos dos veces por semana. Una excelente opción, es darle además a nuestros niños, un suplemento de aceite de pescado de buena calidad, como nuestro OmegaBerry u Omega Care, y así asegurar el adecuado aporte de DHA.

 

Nutricionista Valeria Riquelme V.

Extracto traducido y adaptado de BioCare UK


Suscríbete