Envío gratis en la RM en compras sobre $60.000 y a todo Chile en compras sobre $70.000 Envío gratis en la RM en compras sobre $60.000 y a todo Chile en compras sobre $70.000

Blog de Bienestar

TODO LO QUE DEBES SABER SOBRE PROBIÓTICOS Y SALUD INTESTINAL

TODO LO QUE DEBES SABER SOBRE PROBIÓTICOS Y SALUD INTESTINAL

¿Qué son las bacterias vivas?

El cuerpo humano está lleno de microorganismos vivos, especialmente bacterias. Lo más sorprendente es que en nuestro cuerpo tenemos 10 veces más bacterias que células humanas. Entonces podríamos decir que son bastante importantes, ¿no? Así es! Son esenciales para nuestra salud y hoy les contaremos por qué.

Las bacterias benéficas, mejor conocidas como probióticos, tienen una relación simbiótica con nuestro cuerpo, ya que éstas necesitan un lugar donde vivir, comer y reproducirse, y de esta manera apoyan a nuestra actividad metabólica y salud de muchas formas.

Entonces, ¿qué rol cumplen las bacterias en nuestro cuerpo específicamente? Se ha visto que niveles saludables de bacterias benéficas son esenciales para el buen funcionamiento de varias actividades corporales como:

Defensa contra bacterias dañinas y otros microorganismos

Las bacterias benéficas nos defienden de las bacterias dañinas y apoyan nuestra digestión. Su mecanismo de acción consiste en desplazar a estos “bichos malos” a los que nos podemos ver expuestos a través de la alimentación. Por ejemplo, con una intoxicación alimentaria o cuando viajamos, y hasta producen sus propios antibióticos naturales para mantenerlos a raya.

Una microbiota desbalanceada (disbiosis) puede llevar a condiciones como síndrome de intestino irritable (SII), diarrea, incluyendo la “diarrea del viajero” o gastroenteritis. Una de las mayores causas de esta microbiota alterada es el uso de antibióticos, los cuales eliminan bacterias dañinas cuando tenemos una infección, pero a la vez,  se deshacen de las bacterias buenas a su paso, causando disbiosis que genera síntomas digestivos como hinchazón y dolor abdominal.

Entonces, ¿cómo podemos ayudar a restaurar el balance en nuestro intestino? Con el apoyo de suplementos probióticos! Los probióticos son fundamentales cuando estamos realizando un tratamiento antibiótico y se deberían consumir siempre en paralelo. Estos suplementos nos ayudarán a restaurar la microbiota y reducir la sintomatología digestiva, además disminuyen la oportunidad de que microorganismos dañinos se conviertan resistentes a los antibióticos consumidos.

Se ha demostrado en varias investigaciones que probióticos como Lactobacillus acidophilus y Bifidobacterium bifidum, como las que contienen nuestros suplementos, pueden restaurar el balance de bacterias durante y después del tratamiento antibiótico. También reducen la diarrea y resistencia antibiótica. En otros estudios, han comprobado la mejora de síntomas en condiciones como SII y SIBO, reduciendo el dolor, hinchazón y normalizando la digestión del intestino.

Apoyo a una buena digestión y absorción de nutrientes

Los probióticos también nos ayudan a digerir y absorber los alimentos de manera adecuada. Un buen ejemplo es cuando utilizamos bacterias vivas para producir alimentos como el yogurt o el queso, donde se encuentran metabólicamente activas produciendo enzimas que rompen proteínas como el gluten y la lactosa. Lo que hacen es fermentar la comida en el intestino, alimentando las fibras prebióticas, apoyando al movimiento intestinal. Además, como si fuera poco, secretan sustancias útiles para el organismo como parte de su metabolismo, como vitaminas del complejo B, incluyendo la vitamina B9 (ácido fólico), ácido butírico y otros ácidos grasos de cadena corta que alimentan a las células intestinales.

Apoyo a nuestro metabolismo y salud cardiovascular

Los probióticos juegan un papel fundamental cuando hablamos de apoyo a un metabolismo adecuado, especialmente por el rol de los ácidos grasos de cadena corta afectando en cómo se metaboliza la energía en nuestro cuerpo. Cada vez se tiene mayor evidencia de que la microbiota puede influenciar positivamente niveles de obesidad y enfermedades metabólicas. También nos ayudan a eliminar el colesterol, apoyando la salud cardiovascular y de hormonas sexuales.

Fortalecimiento de nuestro sistema inmune

¿Sabías que el 80% de nuestra barrera de defensas se encuentra en nuestro intestino? Las bacterias buenas son esenciales en bebés recién nacidos para poder programar su sistema inmune de manera correcta y que tenga la respuesta esperada a su entorno, aprendiendo cuales microbios son perjudiciales para atacarlos y cuales deben existir y ser tolerados.

Cuando nuestra microbiota no se desarrolla como se debe o se encuentra en desbalance, se puede ver alterada la función inmune y no manejar las infecciones correctamente. Los probióticos ayudan a mantener al sistema inmune en bajo umbral de alerta, apoyando su función. Existen varios estudios donde se ha mostrado que ciertas cepas de probióticos apoyan a la prevención o reducción de síntomas en resfriados tanto en niños como adultos, disminuyendo el número de infecciones, su duración, sintomatología y necesidad de medicamentos. De hecho, lo mejor que podemos hacer para apoyar a nuestro sistema inmune ahora en invierno es el consumo de suplementos probióticos.

Balance de la respuesta inmune para no causar inflamación o alergias

Los probióticos no solo mejoran la función inmune, también van a ayudar a que no reaccione de manera inadecuada cuando no debería. En el caso de las alergias o condiciones autoinmunes, el sistema inmune reacciona a sustancias del ambiente que normalmente ignoraría, generando síntomas de inflamación. Se ha estudiado que la microbiota es esencial para programar nuestra tolerancia a las moléculas del día a día como el polen o plátano oriental y prevenir estas reacciones extremas. Cuando los bebés no desarrollan sus bacterias probióticas de manera adecuada, son más vulnerables a desarrollar alergias, por lo que el consumo de probióticos en embarazadas y recién nacidos ayuda a reducir eczema o asma.

Conexión Intestino-Cerebro

¿Te has dado cuenta de que cada vez que nos sentimos nerviosos o estresados, esto tiene repercusión en nuestra digestión? Esto se debe a la estrecha relación que existe entre nuestro intestino y cerebro. Un buen ejemplo son los neurotransmisores, especialmente porque un 90% de serotonina, el neurotransmisor “de la felicidad” se secreta a nivel intestinal. Por esto, tener una buena salud intestinal, puede mejorar nuestro ánimo, entre sus beneficios.

¿Cómo escoger un buen suplemento probiótico?

Existe una gran variedad de suplementos probióticos en el mercado, sin embargo, no todos son iguales y debemos saber qué requisitos deben cumplir para elegir el más adecuado. Te sugerimos revisar nuestro blog! Aquí te contamos cómo:

https://biocarechile.cl/blogs/news/como-escoger-los-mejores-suplementos-probioticos

Para un uso diario, elige nuestro Bioacidophilus de 20 billones, con nuestra combinación clínicamente probada de bacterias LAB4.

Para una dosis mayor, elige BioAcidophilus Forte, unos increíbles 30 billones de bacterias LAB4 en una sola cápsula.

Para los niños, puedes probar nuestro Bioacidophilus Frutilla de 2 billones de potencia o bien Mindlinx Probiótico en Polvo de 16 billones de potencia, ambos suplementos de bacterias en polvo que se pueden disolver en agua o líquidos fríos y tiene un excelente sabor

Para el uso durante el embarazo, nuestro BioFlora Cápsulas contiene LAB4B. Este producto es también el adecuado para bebés desde el día de nacimiento en su formato polvo Bioflora.

Si deseas conocer qué probiótico es el más adecuado para ti, puedes escribirnos a nutricion@biocarechile.cl

 

may 08, 2023

Excelente artículo y muy claro!

Alejandra Fernández Belmar

Dejar un comentario