Envío gratis en la RM en compras sobre $60.000 y a todo Chile en compras sobre $70.000 Envío gratis en la RM en compras sobre $60.000 y a todo Chile en compras sobre $70.000

Wellness Blog

El ciclo menstrual, la salud femenina y suplementación

El ciclo menstrual, la salud femenina y suplementación

El ciclo menstrual es un proceso complejo que juega un papel vital en la salud general y reproductiva de las mujeres. Se encuentra compuesto por varias fases: menstruación, fase folicular, ovulación y fase lútea.

Además, está influenciado por cambios hormonales que pueden afectar la salud tanto física como emocional. A continuación, exploraremos cómo el ciclo menstrual impacta la salud femenina y qué opciones de suplementación pueden ser beneficiosas para mantener un equilibrio óptimo.

Fases del Ciclo Menstrual

  1. Menstruación:

Días 1-5: El revestimiento del útero se desprende y se expulsa del cuerpo, marcando el inicio del ciclo. La fase menstrual es la primera etapa del ciclo menstrual y es cuando ocurre el periodo. Esta fase comienza cuando un óvulo del ciclo anterior no es fertilizado. 

Al no haber embarazo, los niveles de las hormonas estrógeno y progesterona caen. El revestimiento engrosado del útero, que se habría utilizado para soportar un embarazo, ya no es necesario y se desprende.

  1. Fase Folicular:

Días 1-14: comienza el primer día del periodo y termina con la ovulación. 

Se inicia cuando el hipotálamo manda la señal a la glándula pituitaria para liberar la hormona foliculoestimulante (FSH) que a su vez estimula los ovarios para producir folículos. Cada folículo contiene un óvulo inmaduro. El folículo que madura provoca un aumento en niveles de estrógeno, lo que engrosa el revestimiento del útero, preparando un entorno nutritivo para un posible embrión.

  1. Ovulación:

Día 14: Un aumento de la hormona luteinizante (LH) provoca la liberación del óvulo desde el folículo dominante.

Durante la fase folicular, los niveles crecientes de estrógeno desencadenan la liberación de la hormona luteinizante (LH) por la glándula pituitaria, iniciando así el proceso de ovulación.

La ovulación ocurre cuando el ovario libera un óvulo maduro. Este óvulo viaja por la trompa de Falopio hacia el útero, donde puede ser fertilizado.

La fase de ovulación es el período del ciclo menstrual en el que es posible quedar embarazada. 

La ovulación ocurre alrededor del día 14 en un ciclo de 28 días, justo en la mitad del ciclo menstrual, y dura aproximadamente 24 horas.

  1. Fase Lútea:

Días 15-28: El cuerpo lúteo se forma en el ovario, produciendo progesterona que prepara el útero para un posible embarazo.

Después de que el folículo libera su óvulo, se transforma en lo que se conoce como cuerpo lúteo. Esta estructura secreta hormonas, principalmente progesterona. El aumento de estas hormonas mantiene el revestimiento uterino grueso y listo para que un óvulo fertilizado se implante.

Si no quedas embarazada, el cuerpo lúteo se reducirá y será reabsorbido, lo que lleva a una disminución de los niveles de estrógeno y progesterona. Esto provoca el inicio de tu período, durante el cual se desprenderá el revestimiento uterino.

Durante esta fase, si no quedas embarazada, puedes experimentar síntomas del síndrome premenstrual (SPM).

Impacto en la Salud Femenina

Al ser un ciclo fuertemente influenciado por los cambios hormonales podemos presentar distintos cambios en la salud femenina, dentro de ellos:

  • Cambios de humor y energía: Las fluctuaciones en los niveles de estrógeno y progesterona pueden afectar el estado de ánimo y los niveles de energía.
  • Salud de la piel: Los cambios hormonales pueden provocar brotes de acné o cambios en la textura de la piel.
  • Sistema inmunológico: La fase lútea puede debilitar el sistema inmunológico, haciendo que algunas mujeres sean más susceptibles a infecciones.

Suplementación

  1. Hierro:

Durante la menstruación, muchas mujeres pierden una cantidad significativa de sangre, lo que puede llevar a la deficiencia de hierro. Suplementar con hierro puede ser una buena estrategia en estas mujeres para prevenir la anemia y mantener los niveles de energía.

2. Magnesio:

  • El magnesio puede aliviar los síntomas del síndrome premenstrual (SPM) como calambres, dolores de cabeza y cambios de humor. Siempre busca opciones de alta absorción como citrato, malato, bisglicinato o taurato (todas disponibles en nuestra página web).
3. Ácidos Grasos Omega-3:
  • Ayudan a reducir la inflamación y pueden aliviar los dolores menstruales y mejorar el estado de ánimo. Busca que siempre contengan EPA y DHA y sean libres de metales pesados.
4. Vitamina B6
  • Puede ayudar a regular los niveles hormonales y reducir los síntomas del SPM. La vitamina B6 en combinación con magnesio puede ser particularmente efectiva.
5. Vitamina D
  • Es crucial para la salud ósea y puede ayudar a regular el ciclo menstrual. Idealmente busca suplementos que contengan vitamina D3 ya que su absorción es más efectiva que otras opciones de vitamina D2.
6. Calcio:
  • Ayuda a reducir los calambres menstruales y apoya la salud ósea. El calcio en forma de citrato de calcio es bien absorbido y menos probable de causar estreñimiento.
7. Probióticos:
  • Mantienen un equilibrio saludable de la microbiota intestinal, lo que puede influir positivamente en la salud hormonal y la digestión.

Mantener un ciclo menstrual equilibrado es crucial para la salud general de las mujeres. La suplementación adecuada puede jugar un papel importante en mitigar los síntomas negativos y mejorar el bienestar general. En BioCare Chile, ofrecemos una amplia gama de suplementos diseñados para apoyar la salud femenina en cada fase del ciclo menstrual. ¡Cuida tu salud de manera integral y disfruta de un bienestar óptimo!

En BioCare Chile, estamos comprometidos con tu salud. Descubre nuestros suplementos y empieza a cuidar de ti hoy mismo.

Referencias

  1. NIH Office of Dietary Supplements. "Iron." [Link](https://ods.od.nih.gov/factsheets/Iron-HealthProfessional/)
  2. Journal of Women’s Health. "The Role of Magnesium in Women's Health." [Link](https://www.liebertpub.com/doi/10.1089/jwh.2017.6349
  3. American Journal of Clinical Nutrition. "Omega-3 fatty acids and inflammation." [Link](https://academic.oup.com/ajcn/article/83/6/1505S/4649931)
  4. The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism. "Vitamin D and Reproductive Health." [Link](https://academic.oup.com/jcem/article/100/8/3061/2835999)
  5. Jukic AM, Weinberg CR, Baird DD, Wilcox AJ. Lifestyle and reproductive factors associated with follicular phase length. J Womens Health (Larchmt). 2007 Nov;16(9):1340-7. doi: 10.1089/jwh.2007.0354. PMID: 18001191; PMCID: PMC2834565.
  6. Mesen TB, Young SL. Progesterone and the luteal phase: a requisite to reproduction. Obstet Gynecol Clin North Am. 2015 Mar;42(1):135-51. doi: 10.1016/j.ogc.2014.10.003. Epub 2015 Jan 5. PMID: 25681845; PMCID: PMC4436586.

Leave a comment